Posted on

Interior III – Resonancias aurales de la necro-cultura

“Los rastros de esta cirugía «demiúrgica>> persisten durante largo tiempo –en formas humanas vivas,  es cierto, pero cuya integridad física ha cedido Iugar a piezas, fragmentos, pliegues (…) Su función consiste en mantener a Ia vista de Ia víctima y de Ia gente de su alrededor el mórbido espectáculo que ha tenido Iugar.”
– Achille Mbembe, Necropolítica.

¿Qué sonido puede ser lo suficientemente significativo y poderoso para (re) abrir la grieta a las sensaciones inmersivas de la angustia y el terror ?
Después de imaginarlo, cabe hacerse la siguientes preguntas:
¿Hasta qué punto los esperpentos sónicos de la cultura de la violencia en México se han hecho un espacio en la memoria?, ¿No nuestra existencia es, en parte, un vestigio vivo de la cultura del terror y la muerte a través de los siglos?
México, espacio de sincretismos, transita por la era del capitalismo gore, bajo los métodos sistemáticos del necropoder: los últimos rostros del post colonialismo en el suelo de una sociedad desigual y desde el inicio de su historia: corrupta.
México transita por el espectáculo del cadáver vacío y del suplicio del cuerpo doliente en la economía de la muerte, y en la memoria aural encontramos los vestigios de la macabra obra en la que el principal antagonista es el sujeto endriago, analogía de la teórica Sayak Valencia para el “achichintle”, el centinela, el multi-homi-feminicida.

En estos mundos de la muerte el objetivo del castigo de los necropoderes es el hueso, el interior; Las consecuencias del sonido (experimentado a ciegas) son en el espacio nervioso, a su vez, es el mismo interior demiúrgico que persigue el endriago.

La acción de privar al escucha del sentido de la vista, en las piezas electroacústicas de la serie Interior del compositor y artista sonoro mexicano Rogelio Sosa, tiene la intención de provocar una intensificación de la experiencia psicoacústica y enfatizar en las connotaciones sociales del sonido.
Para la pieza Interior III, Rogelio Sosa utilizó diversas grabaciones de contextos de violencia en México y creó una composición electroacústica dentro de la metodología de la música concreta, con una distribución del espacio acústico a 4 canales divididos en 16 bocinas + una bocina móvil
A los asistentes se les pidió que se colocaran una bolsa de tela negra en la cabeza privandoles del sentido de la vista.
La bolsa negra: el signo del cadáver anónimo en el anti-ritual de la ejecución y signo del cuerpo desechable.

El recorrido sonoro de Interior III mantuvo la intención de generar una experiencia claustrofóbica tratando de inducir a estados psíquicos de paranoia.
Con una estructura narrativa  los escuchas se vieron sitiados en un espacio interior vulnerado por las amplitudes, texturas y por los signos sonoros que travezaban el primer ubral timpánico.

Alfredo Gallardo: Co-poductor, Curador.

_____________________________________________________________
Elenco:

Rogelio Sosa – compositor

Lillian Müller – Endriago x
Alma Delia Mendez – Endriago x
Daniela Pinilla – Endriago x
Miguel Ángel Dávalos – Endriago x
Paulina Granados – Endriago x
_____________________________________________________________

Productor: Alfredo Gallardo Avila
Documentación: Mara Arteaga
Ficha Técnica: Andrés Oriard
Diseño de Bolsas: Patricia Gómez Martínez
Producción: Rodrigo Casas
Sede: Espacio X, Centro Cultural de España en México
Fecha 18/03/2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *